Recitando en Café de Alba

Recitando en Café de Alba
Recitando en Café de Alba. Murcia 23 de Noviembre de 2012.

Junto al retrato de mi tío abuelo Francisco Ayala (Premio Cervantes).

Junto al retrato de mi tío abuelo Francisco Ayala (Premio Cervantes).
Junto al retrato de mi tío abuelo Francisco Ayala (Premio Cervantes).Biblioteca Nacional (Madrid).

V Encuentro de Poesía en la Red. Sigüenza (Guadalajara), 23 y 24 de septiembre de 2011.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Frío


"Siento frío en el trozo de corazón
que tu ocupas".
Lágrimas invisibles destellan de mi dolor.
Nuestro tiempo, ahora recorre su plenitud pasada
negando la luz de la tristeza...:
realmente existimos,
siento como un milagro la belleza que juntas alcanzamos,
y sigo inundándome,
cayendo en ese pozo
donde ya nada lo refleja.
Supongo que, como la vida,
la muerte,
es otro milagro
al que no quiero acosumbrarme.

7 comentarios:

Carver dijo...

Supongo que a veces creemos estar solos, y si realmente existimos no lo estamos.

abrazos

Emilio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mj dijo...

No llamaremos muerte a la muerte, aunque sé que es otro milagro tan bueno como el nacer, pero algo desconocido por eso da miedo.
Tu alma siempre sabra que ni hay principio ni fin, todo es continuación de todo, sólo dejamos en el camino lo perecedero, en eso nos parecemos a la naturaleza, es más, somos naturaleza...
Pero no hay que acostumbrarse...
Un abrazo
mj

Mercedes Sáenz dijo...

bellísimo este frío, bellísimo. Un abrazo Gracias por tus palabras. Merci

Emilio dijo...

La vida es el gran milagro al que estamos obligados a disfrutar cada día, a pesar de muchos pesares cotidianos.

Adelante, un abrazo.

Antonia dijo...

Hablando desde el vacio,
tus palabras gritan en mi silencio.
Amiga que escribes, cantas y tocas...
Escribe, canta y toca
para que sienta calor donde sólo habita el frío.
Besitos

Fermín Gámez dijo...

Los dos primeros versos son una antesala magnífica para el resto del poema.
En esa antesala, escalofríos con lo que se dice.
Y esa visión de la muerte como un milagro al que no queremos acostumbrarnos... visión que atenaza el alma.