Recitando en Café de Alba

Recitando en Café de Alba
Recitando en Café de Alba. Murcia 23 de Noviembre de 2012.

Junto al retrato de mi tío abuelo Francisco Ayala (Premio Cervantes).

Junto al retrato de mi tío abuelo Francisco Ayala (Premio Cervantes).
Junto al retrato de mi tío abuelo Francisco Ayala (Premio Cervantes).Biblioteca Nacional (Madrid).

V Encuentro de Poesía en la Red. Sigüenza (Guadalajara), 23 y 24 de septiembre de 2011.

miércoles, 15 de mayo de 2013

No estoy vencida

Lunska Nicori, mayo de 2009
No puedo creer que en el aire
resida la vida suspendida...
esperando que la recoja
como único aliciente para existirse
dentro de mis venas callosas y escondidas
maltratadas por un destino
más que cierto:
una enfermedad escrita sólo en los libros
y
en mi piel,
como tatuada para el aprendizaje
como camino para andar
como paso para hacer el camino.
Sonrío...,
cara pícara...,
aún estoy aquí
y
no estoy vencida.


Ni en el atardecer puede faltar una cervecita bien fresca.


25 comentarios:

Fernando dijo...

Querida Begoña: yo no sabía que los hospitales tienen velas y mar.Cuánto me alegro de poder verte en tan buenísimaas condiciones.Gracias por tu espíritu,por tu personalidad y por tu coraje.Siento en la piel la necesidad de leer tus poesías y espero poder disfrutar mucho tiempo de tu arte, tu amistad y tu maravillosa personalidad.Un enorme abrazo.

Alicia María Abatilli dijo...

Jamás vencida.
Gracias por esta entrega, Begoña.
Alicia

Begoña dijo...

Adolfo:
Copio tu comentario y lo pongo en el sitio correcto. (Lo dejaste en la entrada de Francisco Ayala).

Adolfo Payés:

"Tiempos de no leerte..

Un placer visitarte de nuevo

Saludos fraternos con mucho cariño..

Besos muchos

Que tengas un buen fin de semana "

Begoña dijo...

Merci:
Copio tu comentario que me llega por medio de correo, y lo pongo en el sitio correspondiente. Muchas gracias por todo.

Mercedes Saenz:

"Gracias por tus palabras querida Begoña!! Un abrazo muy fuerte. Merci

Begoña dijo...

Fermín:
A la próxima. Te lo prometo.
Un abrazo.

Noray dijo...

Nunca hay que darse por vencido,
eso sería renunciar a la vida
que está hecha de infinitos instantes.

Ánimo, sólo en nosotros reside la fortaleza.

Un abrazo

Patxi. dijo...

No puedo creer....sonrío, cara pícara....y no estoy vencida.
Título, músicas, imágenes y tu rostro: una gran afirmación: estoy aquí y no estoy vencida.
Y me alegro mucho.

Andrea dijo...

Vencida? Esa palabra no existe en nuestro diccionario. Me ha emocionado ver estas imágenes, leer el texto, lleno de sentimiento y ganas. Enhorabuena de corazón Begoña, nos enseñas mucho. Un beso muy fuerte amiga.

Emilio dijo...

Amiga Begoña:
Me alegra verte tan radiante como lo estás en cada una de tus palabras.
Las enfermedades nos acompañan siempre, pero en el corazón está la vida, y el tuyo ¡qué grande es!

Besos y abrazos.

(Una Paulaner bien fresquita un sábado por la tarde... cierto: no tiene precio)

mj dijo...

Mi amiga, no sabes la sonrisa que se me pone cuando te veo tan radiante de vida. Tu espíritu es grande y tu alma blanca. Qué ganas de poder compartir contigo unas horas...y ya queda muy poquito para eso...
Sabes amar a la vida, y cuanto más amor le has ido incorporando y sustentando, más fuerte y menos temor por nada. Ahora eres directa y más libre sobre todo con lo que es importante para ti, sin tampoco temer la reacción de los demás, porque comunicas tu verdadera identidad, que es muy grande y hermosa.
Una semana, nada más, y esa cerveza la pongo a enfriar...
Un abrazo muy apretaico..
mj

mia dijo...

En la piel de tu alma

todo transparencia y ámbar,

en la piel de tu mirada niña

te impones luchadora,

jamás vencida!

besos

Norma Ruiz dijo...

hola querida begoña- gracias por tú visita.
" no estoy vencida" buen comienzo para la vida-
"como camino para andar".
como paso para hacer camino".
bello- y muy real. hermosas las fotos aquí en rosario, estamos en otoño y muy frío. campera y bufanda, hoy sábado hay sol y está un poco más calmado el viento.
bueno amiga nos estamos escribiendo.
besos

Walter Portilla dijo...

Querida Bego, en el aire y en tu mente está la vida. Qué mensaje nos entregas este día.
Admiro tu fortaleza para luchar contra ese mal que te quiere hacer tropezar y no puede, admiro tu amor por la vida, por escribir. Por armar con cada letra, una palabra que signifique hermosura, sin decirla, sentirla.
Te admiro Bego y a veces siento que debo contagiarme de tu afán por la vida para mezclarme con los míos y sobrevivir cuando no hay luces que nos guían. A veces, te repito, necesitamos que alguien nos haga abrir los ojos para pisar firme. Así como te admiro, Bego, te abrazo muy fuertemente y con mucho cariño. Ah, olvido siempre decirte que me encanta leerte, me gusta mucho como escribes.

Begoña dijo...

Begoña, qué decirte después de todas esas palabras tan bonitas y lo que es más importante TAN SENTIDAS, pues, que estoy orgullosísima de compartir nombre con alguien como tú, eres un ejemplo de vida, de fortaleza, de sabiduría y de mil cosas más, ojalá leyéndote me pueda contagiar un poquito de ti, de esa maravillosa personalidad que empiezo a descubrir. Te conocí por algún comment que dejaste en el blog de Andrea, maravillosa Andrea también, eh! y, hoy, me he querido pasar a saludarte.
UN BESAZO TOCAYA.

Marien dijo...

Hola Begoña,
Desde luego las imagenes y tu rostro no son de estar vencida, la lucha nos hará fuertes y victoriosos. En tus palabras hay fuerza e ilusión. El sol, la brisa del mar, unos amigos y la cervecita fria son la mejor combinación para vivir.
Abrazos chillaos

Begoña dijo...

Begoña:
¿La misma Begoña, que me dejó un comentario en "Déjame quererte"? Maravillosa Andrea, es cierto, me lo paso pipa con algunos de sus relatos, y otras...te hace estamparte de bruces contra tus sombras..., pero me encanta porque derrocha una energía que contagia, y retrata esa "locura" de la vida, que a mi me encanta hacer realidad.
Encantada, igualmente, de ser tu tocaya. Gracias por tus comentarios. Tus palabras también me transmiten una energía especial, como si estuvieras subida en unos patines, y como me encanta patinarrrrrrr, JE
Otro besazo, y voy a conocerteeee

Begoña dijo...

Begoña:
He visto que aún no tienes blog, pero sí,te has creado ya un pequeño perfil. Bueno, es un decir -lo de pequeño-, porque me he quedado extasiada con tu clip de música.
Veo que eres de Alicante. Allá que voy yo, todo el mes de Agosto. Bueno, y en otras muchas ocasiones. Es parte de mis raices y mi segunda tierra.
Cercanía y cosas en común. Preciosa tu fotografía. Si fueras tú, ya me habría enamorado de ti. Je, Je.
Otro besazo.

Anónimo dijo...

Begoña,soy una despistada pero me parece que no te he dejado ningún mensaje con anterioridad a éstos. La imagen es de una pintora prerrafaelista, Sophie Gengembre (me gustan los prerrafaelistas y las mujeres artistas) y de "La canción de Marietta" qué decirte, es triste, nostáligica pero me encanta.
Uno de mis profesores de latín solía repetirnos que "a traducir se aprende traduciendo", pues, A VIVIR SE APRENDE VIVIENDO O LO QUE ES IGUAL, SIGUIENDO TU BLOG Y TU EJEMPLO.
Hasta agosto que cogeré vacaciones ando muy pero que muy liada, luego, espero ponerme al día con tus escritos.
Un abrazo hasta que pueda volver por aquí.
Begoña.
No sé por qué, en ocasiones, no me identifica automáticamente y, como no recuerdo bien contraseñas, además, me resulta más rápido, pues, lo publico como anónimo.

Begoña dijo...

Begoña de Alicante:
Pues entonces tenemos otra tocaya en acción. Bueno, ya la conoceremos, quizá algún día.
Gracias, una vez más por tus palabras. Me animan, me hacen sentirme valorada y ¡qué más se puede pedir en la vida!
Un abrazo fuerte.

HUMO dijo...

Tienes el poder de la expresión, eres en todo sentido admirable!

Un gran abrazo!

=) HUMO

Fermín Gámez dijo...

En el aire reside absolutamente todo, lo que nos da la vida, lo que nos da la pasión. En el aire está la sonrisa, la sensación verdadera de victoria, la más importante de todas. Y tú ahondas en esa victoria a cada momento.

Narci dijo...

... y jamás estarás vencida mientras la fuerza de tus palabras te acompañe, Begoña, y hay mucho de eso en estos versos, en todos los tuyos, una fuerza que se regenera por sí misma, que se crece, se aumenta y te late porque tus palabras son el corazón mismo recreándose en cada esquina y cada arista de la vida.

Un abrazo.

Narci

Naty dijo...

La vida suspendida en el aire...
Qué imagen tan maravillosa, qué descripción más perfecta.
Una enfermedad escrita en la piel, pero según dejan entrever esas palabras, la lucha es más fuerte que la aflicción, la esperanza más que la desazón, y las ansias más que el dolor.
Conmovida, así me retiro de este espacio, en el que voy a regresar muy pronto, estoy convencida, porque aquí se respira, más que en cualquier lado, aliento a vida.
Un beso grande.

Nines dijo...

Si, aun existimos, aun somos, vitales, luchadoras y sobre todo, poetas, amantes del amor, amantes de la vida, que, por cierto, creo que sabemos vivir mucho mejor que otras personas.
Me ha encantado este poema.

azpeitia dijo...

Solo el sufrimiento, es capaz de hacernos ver con claridad nuestra vida, sentirla conscientemente, amarla dentro del dolor y apreciar cada caricia, cada sonrisa...melancolía de lo bello...un beso de azpeitia